Comer en Altea

Desayunos Altea

desayunos altea

Desayunar en Altea es un placer.

Para los que nos gusta comer bien por la mañana, disfrutar de un buen café con calma y orgnizar el día apreciando la belleza del entorno, Altea es el lugar ideal.

Hay varios lugares donde ir a buscar un buen desayuno, además, como tenemos una amplísima oferta de restauración, es fácil encontrar diferentes estilos de desayunos, desde los modernos batidos eneréticos, avena, chía, frutas,… hasta el típico desayuno inglés de huevos, bacon y alubias. Pero lo que hace el desayuno especial es el entorno.

Tanto si eliges el encanto del casco antiguo, en la plaza de la iglesia, entre las casas blancas encaladas y sus callejuelas emprdradas, como si te decides por la playa, el momento en calma del desayuno con bonitas vistas será especial.

Varias opciones para desayunar en la playa.

La zona de La Olla, más tranquila y con las playas un poco más auténticas, como eran antes. Allí puedes encontrar desde el desayuno de lujo en el hotel o alguna terraza de los restaurantes de esa zona, hasta el encanto de los chiringuitos de la playa.

Más cerca del pueblo, en un chiringuito junto al río Algar, en la playa, desayunarás tranquilamente porque no hay ni tráfico cerca. Nuestra recomedación es desayuar y quedarse allí para tomar un baño.

Al otro lado del río, en la zona de la playa nueva, hay muchísimos lugares donde desayunar. La ventaja de esta zona es que es muy céntrica (por si tienes que ir al mercado, correos o hacer alguna otra compra) y tambié está cerca de la playa. Otra ventaja es que no pasan coches cerca, por si vas con niños y quieres que se levanten a jugar sin tener que preocuparte demasiado.



Desayunar cerca del puerto

Caminando hacia el puerto, sigue la fila de bares y restaurantes con una variada oferta, sin embargo hay un momento en que la playa es sustituida por un parking (no tapa la vista al mar porque está más bajo que las terrazas), y más adelante vuelve a haber playa pero también hay carretera.

En el puerto hay algunas cafeterías, y también es agradable la cafetería del club náutico porque puedes desayunar delante de los barcos.

Justo pasado el pueto, en la playa hay un chiringuito en verano. Es un lugar estupendo para desayuar o tomar un aperitivo, y si tienes suerte estará allí un cisne que llegó hace años y olvidó que es un ave migratoria.