Cueva del Elefante

Publicada en Publicada en Rutas y paseos

Nivel: **
Acceso: embarcación
Profundidad máxima: -14 m
Linterna: conveniente

Saliendo desde el puerto de Altea rumbo sur, poco después de pasar el faro del Albir, la pared del litoral dibuja una curiosa forma a semejanza de la cabeza de un elefante debajo de la cual se encuentra sumergida la cueva del mismo nombre, aunque nosotros seguiremos un poco más adelante y fondearemos enfrente de la entrada a otra cueva, llamada del Enanito.

Se trata de un buceo poco profundo con máxima de – 14mts y una media de unos – 8mts, pero que transcurrre en un circuito especialmente emocionante por las bonitas cuevas y chimeneas que como auténticas ventanas al azul nos maravillarán continuamente.

Nada más descender buscamos la pared y allí la entrada a -8mts. a la cueva del Enanito, de portada considerable pero poco recorrido interior. Tras acceder a ella podemos ascender a superficie donde hay una burbuja de aire. Volvemos a descender sólo un par de metros para ver un iluminado túnel que nos indica la salida por una ventana justo encima de la entrada. Una vez en mar abierto el recorrido consiste en dejar a la izquierda la pared, que se encuentra profusamente tapizada de anémona incrustante amarilla. Esta pared a veces forma recodos a la izquierda, aunque si seguimos las piedras que con más o menos continuidad siguen paralelas a ella, en un rumbo de unos 60º, llegaremos a unos ciclópedas piedras amontonadas que podemos escrutar para luego tomar rumbo 330º a la pared, donde tras vernos forzados a sortear una de estas enormes rocas y ascender brevemente a sólo -3mts, caemos nuevamente a -10mts y accedemos a la cueva del Elefante, que se introduce en el interior de la montaña y nos permite alcanzar la superficie donde también hay una burbuja de aire. Finalmente descendemos y salimos a mar abierto y volvemos al punto de inicio, dejando ahora la pared a nuestra derecha.

Aunque no es una inmersión complicada se aconseja realizarla con algún centro de buceo, buen conocedor de la zona. Ojo a los posibles problemas de compensación de tanto subir y bajar.

 

Fuente: “Guía de Submarinismo en Altea”. Ayuntamiento de Altea