Sketchbook

Publicada en Publicada en Alteablog

Llevar un Sketchbook o cuaderno de dibujo no sólo es un pasatiempo agradable o una ocupación placentera. La vida cambia cuando tomas la decisión de dibujar a modo de diario en un cuaderno, haciendo bocetos de lo que tienes delante de los ojos. No esperes menos. Puede que pase algún tiempo hasta lo notes, pero sucederá.

Dibujar del natural al aire libre, ejerce una fuerte influencia sobre el cuerpo y la mente.

El cambio empieza con simples efectos físicos. Salir a caminar, moverse y estar más expuesto a la luz es muy saludable, también y sobre todo en invierno.

Prepárate para ver cosas en las que antes no te habías fijado en absoluto y verás todo lo que te rodea desde un punto de vista diferente. Observar y dibujar dará lugar a nuevos intereses y a una nueva visión sobre las cosas, la naturaleza o las creadas por el ser humano.

También se pondrán en marcha nuevos mecanismos de programación visual, y el hecho de mirar y mover la mano producirán cambios en tu mente.

Las sesiones de dibujo en combinación con los paseos son una buena manera de conseguir una mente clara y tranquila, y de volcar tu creatividad en el  trabajo. Después de unos meses de salir a  dibujar, te darás cuenta de que eres capaz de desarrollar un gran número de ideas. La recreación de la mente y la creatividad siempre van de la mano.

Durante el dibujo se implica el lado derecho del cerebro y se relaja el hemisferio izquierdo que es el lado intelectual. Incluso después de días de trabajo intenso y de agobios sólo necesitas unos minutos para entrar en el flujo del dibujo y la relajación que calman la mente ocupada.

Así es que si tienes la fortuna de poder salir un par de veces por semana a hacer unos bocetos rápidos, ten la seguridad de que mejorará tu calidad de vida.

Y estás en el lugar ideal. Te recomiendo que salgas a pasear por el casco antiguo de Altea, por Bellaguarda o por Altea la vieja. Cada rincón tiene su encanto.

Siéntate en la playa, en la plaza de la iglesia o pasea río arriba. Ve al mercado, al puerto, a la lonja. Disfruta de la puesta de sol. No importa el resultado, lo importante es que disfrutes del momento. Dibuja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.