Arroz meloso con manitas

Arroz meloso con manitas de cerdo

Publicada en Publicada en Alteablog, Comer en Altea

Receta de arroz meloso con manitas de cerdo




En Altea hay un refrán que dice “arròs que fa el ventre grós, la panxa llissa i no cal camisa” que viene a decir algo así como que el arroz nos llena el vientre pero seguimos luciendo tipo.

Pues bueno, hoy arroz meloso con manitas de cerdo, que no tengo yo muy claro que ayuden a “lucir tipo” pero que está de vicio.

Este es un plato típico de la cocina de Alicante que poco a poco se está perdiendo, pero que aún podemos degustar en algunos restaurantes de cocina autóctona de la Marina Baixa.

En la Marina Baixa es muy usual acompañar las ensaladas o los aperitivos de aceitunas en salmuera junto con tomate, pimiento, incluso penca que consiguen su sabor tan característico gracias al adobo con hierbas.




Arroz meloso con manitas de cerdo

Ingredientes:

  • 400 grs. de arroz largo
  • 600 grs. de manitas de cerdo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimentón

En la Marina Baixa es muy usual acompañar las ensaladas o los aperitivos de aceitunas en salmuera junto con tomate, pimiento, incluso penca que consiguen su sabor tan característico gracias al adobo con hierbas

Elaboración:

  • Primero limpiamos las manitas de cerdo y las hervimos durante un par de horas en agua con sal. Una vez las tengamos las sacamos y colamos el caldo de la cocción, completando con agua tibia hasta tener sobre un litro y medio de líquido en total.
  • Después pasamos a sofreír los ajos. Continuamos añadiendo al caldo el pimentón y el azafrán. Mientras hierve, sofreímos el arroz en el aceite de los ajos.
  • Por último colocamos el arroz y los ajos en una cazuela de barro y vamos añadiendo el caldo hirviendo. Adornamos con las manitas de cerdo y lo cocemos todo junto durante unos 20 minutos, de vez en cuando sacudimos bien la cazuela.





Si deshuesamos las manitas antes de incorporarlas al arroz, será mucho más fácil de comer.

Pasado este tiempo,  tapamos la cazuela y dejamos reposar unos tres minutos, como hacemos siempre con el arroz, y ahora solo nos queda sentarnos a la mesa.

Esperamos que os guste este plato sencillo y nutritivo típico de la cocina alicantina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.