¿Qué necesitas?

A la plaza de la Iglesia por el Portal Nou

Amplía el zoom (+) para ver más detalles: 

Tomando como punto de salida la estación y bordeando las vías llegamos hasta la subida a la calle Alicante, pasando por las antiguas cocheras del tren que han servido en la actualidad de sala de exposiciones para diferentes artistas y alumnos de la Facultad de Bellas Artes Miguel Hernández de Altea. 

Siguiendo escaleras arriba nos encontramos con el Conservatorio Municipal en un antiguo edificio que se restauró años atrás para albergar la primera sede de la Facultad de Bellas Artes, y más tarde se volvió a adecuar para ser el actual Conservatorio de Música.

Justo en ese punto, en la Calle Alicante seguiremos caminando hasta llegar al corazón del antiguo raval marinero. En este paseo te proponemos subir por la Calle L'Empedrat, una cuesta muy “cuesta arriba” que merece la pena recorrer y que nos conducirá hasta la Calle del Sol. Entonces podemos decir que estamos en el barrio de los labradores, como se conocía antaño esta zona de Altea. 

Te propondremos más paseos en los que recorrer la calle del Sol, pero hoy haremos otra ruta.

Esta vez seguiremos escalón a escalón hasta llegar al Portal Nou, una de las dos puertas de entrada al recinto amurallado, concretamente la segunda, construida en el S.XVIII y en la que aún se observan tramos del paso de guardia. 

El Portal Nou de Altea preside la plaza que desde el pasado 2010 recibe el nombre de Plaza de Carmelina Sánchez-Cutillas, escritora qua pasó su infancia en Altea y que plasmó sus recuerdos por nuestras calles en el libro Màteria de Bretanya.

En cuanto crucemos el Portal Nou, tomaremos la Calle Jesús que nos conduce directamente hasta la Plaza de la Iglesia de Altea. Punto cero de partida para recorrer las laberínticas calles del casco antiguo, observando que muchas de ellas siguen conservando la esencia del paso de los moriscos por Altea.

Una plaza que está coronada por la Iglesia de la Virgen del Consuelo, lugar en el que en el S.XVII  se encontraba el templo de culto cristiano principal de Altea y que Francisco Palafox, señor de las baronías de Altea y Calpe mandó construir a los hermanos Pedro y Damián de la Cámara.

Después de ser declarada en ruína dos siglos mas tarde, el 18 de Septiembre  de 1910, se bendijo la actual Iglesia de la Virgen del Consuelo que ha sufrido varias reformas, sobre todo después de la Gerra Civil, pero que cabe destacar que se construyó en 1901 por Adrián Vela Gadea.
Una iglesia que ha convertido sus dos cúpulas azules en el símbolo de Altea, la Cúpula del Mediterráneo.

Puedes llegar a la Plaza de la Iglesia entrando por otra de las puertas de acceso al antiguo recinto amurallado, el Portal Vell, que te recomendamos en otra propuesta de paseo.

Si quieres saber algo más sobre la reconstrucción del templo, aquí tienes un vídeo documental titulado "La corona de un pueblo" realizado por Pibes Vídeo.
 
Total de votos: 1166